miércoles, 17 de septiembre de 2008

Nuestra boda

La boda en cuestión


Mi hermana mayor me compró mi vestido de novia (una preciosidad). El vestido también llevaba una capa y los zapatos, fui a encargar el traje de mi marido de azul marino (estaba muy guapo) y eso que sólo era la prueba, nos vimos el día antes, yo muy nerviosa , él decía que no.

Fuimos a la Iglesia de su barrio, porque la mía ya sabéis (donde hice la comunión) no tenía buenos recuerdos y además la suya era y es más bonita. Me acuerdo mucho de nuestra boda, una semana antes ya estábamos casados por la Iglesia sobre el papel, o sea que nos habíamos confesado con el cura que nos casó y nos dio un papel con nuestros nombres, la fecha y su firma, que aún conservo, y nos dio un sobre para que pusiéramos dinero, dijo un aportación, él puso 500 pesetas que llevaba encima, yo dije que pensaba que era poco pero él dijo que era bastante y así quedó.

Ya tenía el vestido, los zapatos, unas medias, algo nuevo (unos pendientes), algo viejo (un colgante de mi madre), y una liga azul, que a última hora me olvidé.

Ese día lo primero que hice fue ir a la peluquería, me hicieron las cejas, una mascarilla, me maquillaron y por último me peinaron. Mi hermano, que era mi padrino, me vino a recoger en coche y con mi tocado puesto salí de allí corriendo, cortada por que me vieran así por la calle.

Después a vestirse, el fotógrafo me esperaba, fotos con los familiares y amigos que allí estaban, y mi sobrina que no se despegaba de mí, una niña de 2 añitos, que casi todas las fotos salgo con ella. ¿Y el gusto que me dio a mí? Y otras fotos en el portal que lo habían decorado con flores y una alfombra roja. ¡Qué chulo!

En la Iglesia , por cierto muy bonita, yo entre del brazo de mi padre muy contenta, y al entrar veo a todos mirándome y me dio la risa, me duró hasta que llegué al lado de mi novio, él y yo pensamos que sería muy larga la ceremonia, pero no. Después nos dijimos que tal vez no lo había sido por aquella aportación que habíamos hecho días antes, pero para nosotros mejor.

Al salir de la Iglesia nos fuimos a que nos hicieran las fotos, en el Parque de Montjuic, fueron muy divertidas y nos lo pasamos muy bien, hasta cayeron una pequeñas gotitas, que parecía que fuese a llover, pero no lo hizo. Muy bonito todo, y después en el bar vimos las fotos y nos reímos con ellas.

En el bar o restaurante, éramos 80 personas, a 800 pesetas el cubierto (qué años). Cuando nos pusieron los platos, yo no pude pegar bocado por muchos nervios en el estómago que tenía, después las fotos de rigor con los invitados, con los detalles de la boda, puros y cigarros incluidos, dispuestos a hacer que cortábamos la tarta que era de ocho plantas con un cuchillo enorme, después tomé una cereza y se la di en la boca con aquel cuchillo, los dos nos reíamos de aquello.

Y despues como en todo boda que se precie, como no traje la liga, fueron las medias que llevaba las subasraron, una pasta y cortaron la corbara de él, para ir pasándola por todo los allí presentes, estubo todo muy bien.

Como era comida / merienda, no pudimos ir seguidamente al baile si no que el que se quería poner más cómodo fue a cambiarse o dejar a los familiares en sus casas, no teníamos decidido a dónde ir, alguien dijo un sitio y fuimos. Era una discoteca de barrio, que alguien conocía, pero lo que no sabíamos era que esa noche había espectáculo. ¿Y qué espectáculo? Un ring de boxeo, en él pedían dos chicos: uno era un hermano mayor de mi marido y él, después salen dos chicas medio desnudas, era un juego de lucha para reírse yo me moría de la vergüenza pero también de risa, les tocaban todo, les achuchaban con sus pechos, vamos de todo. Nos lo pasamos muy bien.

Ya después en casa nos escondieron los plomos, el camisón en la lavadora, nos pusieron cencerros bajo la cama, sal en las sábanas y alguna cosa más que ya no recuerdo, pero aún así nos lo pasamos muy bien buscando todo lo que habían hecho.

9 comentarios:

Sonia dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
bertha dijo...

A mi si me lo ubieran propuesto tanmpoco habria ido, pero como no fue premeditado y sucedo, al principio muy pero muy cortada, y despues me rei como la que mas, jaja.
y a mi me dicen tambien que soy muy rarita y depende de a donde se va yo digo que no, porque me corto mucho y me da verguenza.

chema dijo...

fue una boda muy alegre y desenfadada, por lo que veo. ;) eso está muy bien. seguro que estabas muy guapa con el traje de novia y con el pelo recién salido de la peluquería, berta.

bertha dijo...

Muy mona mas adelante pondre alguna fotito.

Ana dijo...

Bertha, me acabo de leer todo tu blog. Tienes mucho para contar!!! Desde luego que pagar 800 pts por el cubierto en una boda...¡madre mía! ¡como ha subido todo !¿verdad?. Tambien me ha gustado eso de los cencerros debajo de la cama, ¡qué gracia!. Me alegro de que tengas un buen recuerdo de ese dia. Yo tambien lo disfruté mucho, pero yo lo tengo reciente, solo hace 5 años que me casé, aunque lleve 14 con mi marido. Un saludo guapa!

Inma dijo...

Bertha que bien has contado tu boda. casi me parecía verte. un beso guapa!!!!

Bertha dijo...

Anna a un que ya pasaron 24 años, a un recuerdo todo casi a la perfecion y lo de los cenceros fue muy gracioso porque en plena noche sentados en la cama en la oscuridad y sin nigun ruido porque ya era de noche y sonaron muy fuerte, je je.
Sobre el precio del cubierto, ahora no podriamos pagar con esto ni la mitad.

Gracias Inma, por pasarte por el y a todos tambien gracias.

Candela dijo...

Y no hay foto??

Bertha dijo...

No ya me hubiese gustado, me haria ilusion ahora ver las, ja ja.
En aquellos tiempos no hacia tanta foto como ahora.