viernes, 29 de agosto de 2008

Mis recuerdos de la Infancia

RECUERDOS


En mi primera casa (o sea, de pequeña),tengo muy buenos recuerdos, teníamos una terraza enorme y en ella teníamos animales, conejos, gallinas, y para que no nos diéramos cuenta de que mi madre se llevaba alguno, lo llevaba a una carniceria amiga suya y ya lo traía cortadito como si lo hubiera comprado en el mercado y nosotros desconfiábamos,pero ella nos convencía con algún que otro argumento, ¡éramos pequeños! y nos lo creíamos todo.
Vamos, la casa era de alquiler y hasta teníamos realquilados.
Teníamos en la terraza una cama (o un somier) que nos lo pasábamos bomba, saltábamos en él, lo tapábamos y nos servía de casa o de fuerte, vamos, para jugar debajo de él.
Y teníamos un perro enorme "San Bernardo",era más manso y tranquilo, también teníamos gatos, vamos creo que hemos tenido de todo tipo de animales, vamos nada extraño como ahora, lo mas extraño unas lagartijas que mis hemanos disecaban en alcohol, antes era algo muy normalito entre los chicos.
En la casa había una viejita (señora mayor) que nos vigilaba desde una ventana alta,que daba a la terraza y tengo un recuerdo muy feliz porque desde allí nos tiraba caramelos si nos portábamos bien, que era casi siempre que nos cuidaba.
Otro recuerdo feliz,es cuando nuestra Madre nos daba una "peseta" y con ella nos ibamos enfrente de casa que había un quiosco para comprarnos chuches, y creédme que comprábamos muchas, pero muchas, no como ahora que ni con un céntimo de Euro compras nada. Aún está.
Esto que voy a contar no sé si lo viví o me lo contaron y me lo atribuí a mi.
Os cuento, mi casa era una casa antigua (aún existe),en la parte baja de donde estaban los contadores,no sé si de luz o de agua, era pequeña y no me acuerdo, recuerdo a un niño y yo, que nos fuimos a ese rincón y allí él se bajaba los pantalones para enseñarme (vamos) lo suyo y me pedía que yo le enseñara lo mío y así fue, como éramos muy pequeños, yo creo que no le dimos más importancia, porque no recuerdo que volviera a pasar, si no me acodaría, no?

6 comentarios:

chema dijo...

los recuerdos de la infancia son los mejores, qué poco necesitan los niños para ser felices...

R.M dijo...

Gracias por visitar mi blog. Me ha gustado mucho el tuyo. Espero ke sigas contando anecdotas tan entretenidas de tu vida. Volveré a visitarte. Besitos

Sonia dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
bertha dijo...

Gracias Chema,a que sí, Sonia que mona lagartija,a mi tan bien me gustan casi todos los animales, y a ti Remi gracias por el detalle y tu animo,he.

Candela dijo...

Ay, bertita, bertita, jugando a los medicos ya tan de chiquitita, jajjajaa! Y tu, "se lo enseñaste?" jejeje. Besossss

bertha dijo...

Pues en mis recuerdos diria que si.

Ruth me a encantado que me llamaras Bertita,a si me llamaba mi mami de pequeña, y aun uno de mis hermanos me llama así cuando se quiere reir de mí,jiji.

Gracia por ver mi blog,guapa.