domingo, 16 de noviembre de 2008

Mi hijo y mis sentimientos


Ya os conté cómonacío mi niño,
ahora os contaré cómo lo he vivido con él hasta hoy.




Al nacer él, me hizo muy feliz, porque estaba muy sola, mi marido trabajaba y trabaja todo el día fuera, yo no trabajo, o sea que tenía mucho tiempo para pensar, estuve mucho tiempo haciendo todo tipo de cosas, desde las cosas de casa, hasta ayudar a mi hermano en el bar.

Me llevaba a mi niño a él y desde muy pequeño se lo ha pasado en grande.
En el hospital estuve una semanita, mi madre sabe que me encantan lo peluches y quería uno grande para tener lo en casa, va y me trae un Conejo enorme azul, llego a casa y me encuentro un oso Panda tanbien enorme, este habia sido mi marido, ya me ves la cara de asombro que puse, mi hijo a disfrutado de él mas que yo.

Desde que nació, mi madre me ha ayudado siempre, todos los familiares me regalaron alguna cosa para él, la cuna, la bañera/cambiador, ropa de cuna, juguetes didácticos, ropa para él, el coche o carro, para llevarlo, un calienta biberón, que no usé nunca, un robot de esos que lo hacen todo para el bebé y alguna cosas más que ahora no recuerdo.

Hay algo que no olvido, cuando era pequeño, una vez se me cayó de la bañera/cambiador que tenía, por un descuido, lo estaba cambiando después de su baño y no sé que fui a coger, él se debió girar y se cayó al suelo, me asusté y llamé al médico muy asustada llorando con el niño en mis brazos, el médico me dijo que mirase cómo evolucionaba esa noche y si lo veía mal, lo llamase, no tuve que llamarlo, sólo fue un susto y nada más.

Mi niño ha sido siempre muy bueno, no me ha dado nunca mucha guerra, ni para comer ni para dormir, aunque por las noches se desvelaba porque se le caía el chupete y empezaba a llorar, yo como tenía el oído muy fino lo escuchaba e iba a ponerselo,

El dia 20/6/92, el bautizo de mi niño fue muy bonito, lo quería hacer en la Catedral de B/N, pensé ¿será muy difícil? pero no lo fué, me dieron muchas facilidades, nos sé si fui una o dos veces nada más, una a que nos explicaran cómo iban a ir las cosas y otra como a dónde debíamos ponernos o lo que teníamos que hacer, llevar o decir, nosotros y los padrinos, el cura muy simpático y amable, él se lo pasó en grande; llegó el día y yo creo que salió todo muy bien, por lo menos así fue lo que me contaron, porque yo estaba en el altar o sea, allí ariba y entre el pañuelito que teníamos que llevar para ponérselo en la cabeza y el Cirio o vela para la ocasión; despues lo hicimos en un restaurante Pizzeria que trabajaba un amigo nuestro y nos cerraba el local para nosotros solos, todo estuvo muy bien, éramos 38 pesonas mas o menos, el pastel o tarta era muy original nada normal, os lo digo, que era como una montaña nevada y en el momento lo flanbearon "osea quemaron" y apareció su nombre en él, una sorpresa que ni nosotros sabíamos, pero quedó chulísimo, mi hijo con su tía y hermana mía, le metió la mano en él, para que lo probase.



En los días previos a cumplir su primer año, empezó a dar sus primeros pasos por el pasillo de casa, ponía sus manitas en la pared y llegaba hasta la cocina cuando yo estaba allí y me decía "ta" que era su forma de decir que allí estaba, la primera vez, me dío un susto de muerte, porque pensé que estaba en el parque jugando, me sacó una sonrisa de oreja a oreja de madre, que solo a nosotras nos pueden sacar, la de los abuelos o familiares es distinta, bueno eso creo, ya me llegará, su padre lo intentó grabar con la cámara, los primeros días, pero él se resistía a hacerlo y se reía de nosotros, a los pocos días se soltó definitivamente a andar solo con mucho cuidado de caerse, que cuando lo hacía ponía el culo rápidamente.
Al ser el pequeñajo de la familia ha sido el más mimado, por parte de las dos familias, ha tenido todos los juguetes que ha querido, uno de sus tíos le compró en su primer cumpleaños un coche enorme para meterse en él y conducirlo, pero no a pedales, como podéis imaguinar, no no a motor, que ese año empezaban a salir, ya me ves en una casa de 49-metros cuadrados de piso, que casi ni podía moverse, pero teníamos un pasillo tremendo, que iba de acá para allá, otras veces lo bajábamos a la calle o a un parque cercano.

Lo metí al cole de mi infancia, (ver otro blog) con diez meses, sólo por la mañana, para que se soltara a hablar, porque todo lo pedía indicándolo con la mano, depués de un mes o mes y medio ya hablaba por los codos, sólo os digo que se sabía todos los colores, los números y todas las marcas de los coches.

Su 1º dia de cole.

Los primeros meses del colegio, lo cogia todo o casi todo, gripes, resfriados y la Varicela esta fué al acabar le primer trimestre del cole, osea del 19 de Diciembre hasta el día 25 de Enero, estuvo con el sarpullido de los granitos, ya me ves rebozandolo en Talquimina, similar al talco, para que no le picase y no se rascase, para que no le quedaran señales de ello, hasta le hice unas fotos, por lo divertido de su aspecto; poco después se le marcharon todos.

La boda de mi hermano, que ya puse foto de ello, mi niño se portó muy bien, llevó las alianzas.



En el cole que comentaba, pasó una cosa muy extraña, en el último curso con cuatro añitos, un día yo íba a llegar tarde a recogerlo al colegio y le dije a mi madre que lo recogiese, ella llegó un poco tarde y se encontró la puerta cerrada, vio a la Sra. Monset, ella le dijo que yo lo había recojido, pero mi madre le dijo que no y fueron a la clase a mirar y estaba sentado en una mesa muy triste y la Sra. le dijo que se habría escondido en la mesa y que no lo habría visto y que no se marchaba aunque iba a recoger una colonia, no nos la creímos mucho que mi hijo no hacía esas cosas y desde entonces tenía mucho miedo y siempre quería que yo estuviera allí en la puerta de cole y si no me lo encontraba llorando, estuvo algun tiempo con esa obsesión.

Y ya sabéis las típicas enfermedades, como resfriados, gripes, dolor de oídos, dolor de tripita, vamos los típicas de los niños, el Sarampión, lo pasó estando en Murcia, visitando a la familia de mi madre.

Desde pequeño hasta los doce años, que lo hizo por última vez en el colegio, que ya no quería disfrazarse, que ya le daba verguenza hacerlo, se ha disfazado casi de todo; por primera vez, lo disfracé de Baturico, que no se tenía ni sentado, lo disfracé de León, Arlequín, Payaso, de uniforme Canadiense, prestado por mi hermana de sus hijos, los que me le han gustado más, son los de Son Goku o Dragon Ball, vamos de casi todos los protagonistas y cómo no los difraces de colegio, muy originales y cada vez mas divertidos y sorprendentes, que al principio sólo salían a dar un paseo por las calles y ya los últimos años, ya eran con espectáculo incluido, vamos una pasada, se los curraban mucho en el cole.







Su último día de ese primer colegio, hicieron una fiesta al finalizar el curso, desde los dos años hasta los cuatro fué a este, hizo unos amigos en el, tres niños y una niña, mi hijo ya no iría a ese colegio porque nos canbiabamos de casa y él iría a otro, desde los cinco años hasta doce, en su segundo colegio hizo y tiene mucho amigos, algunos fueron con él al colegio a hacer la ESO.

Nuevo colegio, nuevo horario, todo nuevo, vamos un lío para él y tambien para mí, algún día él se olvidaba alguna cosa como libros, cuadernos y alguna que otra cosilla más, yo alguna vez, me olvidaba de ponerle el bocata, pero tanto yo como él, se podían solucionar porque yo se lo llevaba en seguida al cole,porque estaba muy cerca, más adelante, antes de salir de casa le decía llevas esto y lo otro, vamos hasta que se acostumbró, pero es como muy despistado y de vez en cuando se olvida algo, esta cabeza que tenemos, je je.

En este otro colegio también pasó algo similar a lo del anterior colegio, fue un día que llegaba un poco tarde, llego a él y no está, me pongo a pregunta en el cole, no saben nada, llego a casa y nada, llamo a los padres de alguno de los niños que más conocía, por la agenda del cole, llevan los telefonos de todos, por si hay un problema, nadie sabe nada, más nerviosas que una mona, ni comí, vuelvo por la trade al cole, allí viene mi hijo con el abuelo de una de las niñas, me enfado con él, pero lo dejo ir para la clase, hablo con el abuelo y me lo cuenta todo, se lo llevó porque lloraba y como a veces nos veníamos con ellos, porque pasan por delante de mi casa para la suya, mi hijo se empeñó en ir con él, llegaron a la puerta de mi casa, yo claro no estaba, que estaba en la puerta del cole, se lo lleva a su casa, le da de comer y lo vuelve a traer al cole, yo enfadada con la señorita por dejarlo en la puerta y no saber quién se lo había llevado y con el cole por permitirlo que no sabía ni dónde estaba ni nada, también con el abuelo por no llamarme a casa, me contó que no tenía la agenda de la niña y no sabía como avisarme, conmigo por no estar donde debía; después hablé con el cole de que no dejaran marchar a los niños sin dar un aviso primero a los padres o a quien deba avisar, que pasaría alguna desgracia si no lo hacían así, luego cogí a mi hijo cuando salió de cole por la tarde y le dije que no se fuese nunca más sin decirlo al colegio o avisarme de alguna manera. AL colegio le pasaron algunas cosas más, desde que chicos se marchaban en la hora del partio a comprar chuches o alguna que otra cosa y algunas cosas más que no quiero desvelar aquí, desde entonces miraron más a los niños. ¿vamos lo que no me pase a mí?

Del primer año hasta casi su Comunión, fuimos hacerle las fotos de Navidad para regalar a los familiares cada año, que a mí me hacía mucha ilusión el darla.

Este es mi oso.

La Comunión fue 3/6/01, con algunos de sus amigos del cole, en la Iglesia del barrio, dos años de Cataquesis, el primero bien, el segundo un poco más cansado, pero como fue más corto, se pasó más rápido, todo muy bonito, él muy guapo, chaqueta azul, pantalón beige, camisa blanca, cinta de raso, el plan lazo, como lo habian llevado mis hermanos, que antes se llevaban así, sus zapatos negros,de charol, después en un bar rescaurante, todo estuvo muy bien, mi sobrina y ahijada, hizo las fotos del evento y de allí nos fuimos al Tibidabo a pasar el día disfrutándolo y pasándolo muy bien, con lo miedosa que soy, entré en el Pasaje del terror, me lo pasé muy bien, con un miedo terrible y chillando como una loca, con las cuñadas que llevaba detrás de mí. Los amigos también se regalaron todo tipo de cosas y entre ellos sus recordatorios, muy bonitos todos. Las fotos las hice en donde siempre las hacía de pequeño, me hizo muchas y como buena madre las cogí todas, allí también le hice los recordatorios y las fotos que daría a mi madre, a su madrina (que es la hermana pequeña de mi marido) y por su puesto al padrino, es el otro hermano mellizo, del que todavía no he hablado.


Continuara...

10 comentarios:

chema dijo...

es muy bonito este post, berta. qué bien que tu hijo haya crecido sin problemas. los sustillos que te pudo dar de cuando ibas a buscarle y no estaba, son normales, jejeje. una vez, cuando estaba en párvulos, se me ocurrió sobre la marcha la genial idea de quedarme a comer allí, y claro, cuano mi madre fue a buscarme a mediodía, yo no aparecía por ningún lado, y es que estaba en el comedor...

lo de llevar a los niños a preescolar, es muy bueno porque allí se sueltan, y cuando empiezan en 1º de egb (o primaria, como se llama ahora) no les pilla de nuevas. hiciste muy bien, berta.

y todas las fotos están genial!!

Ana dijo...

Bertha, me ha encantado leerte. Desde luego que los hijos nos dan cada susto...a mi si no me aparece en el cole me da algo vamos!!. Las fotos están muy bien, veo que eres de las mías que todo lo fotografías. Eso es muy bonito, el día de mañana ellos nos lo van a agraadecer. Un besito, y espero tu próximo capítulo.

Sonia dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Bertha dijo...

Gracias a los tres, llevo dos dias poniendo el blog y no acaba de estar bien, me a salido un espacio final que se va a la luna, si algun de vosotros me lo sabria resolver os lo agradeceria.

Sonia dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Ana dijo...

Bertha, edita la entrada y pon el cursor al final del todo. Depues le vas dando a la tecla de borrar hasta que pongas el cursor en la última palabra escrita. Despues publicas de nuevo. Es que a mi me ha pasado alguna vez, jejeje

Inma dijo...

Ese espacio es porque al cargar las fotos salen arriba y después las colocas donde quieres, no? Pues ese espacio que se ha creado arriba se queda abajo. En fin que me he liado, haz lo que dice Ana. Lo editas y pones el cursor abajo y le vas dando a la tecla de la flechita para borrar hacia atrás.

Mi hijo Luis también se cayó de una cama de matrimonio, con un día de vida,estando en el centro, en 10 segundos que fui a buscar los polvos talco.¡ Misterios increíbles!

Bertha dijo...

GRACIAS ANA, le he dado a la gomo se borar y ya esta.
Bueno chicis ahora os contesto a todos, que esta liada el eso?
Chema, mi hijo nunca queria quedarse a comer porque no le gustaba la comida del cole, se quedo un dia por estar con los amigo, pero me dijo que no se quedaba mas que alli que no le gustaba lo que hacian de comer,jeje.

Ana tienes razon no ganamos para sustos.

Si Sonia he tardado un poquito en poner esta pajia, la he tenido que partir en dos porque es larguisimo, pues mi hijo dentro de tres dias hace 17 añitos, que ya pasa de mi, solo cuando le ago falta para algo? iva a poner un video del ultimo curso 6º, pero lo tengo que vuscar ver si lo puedo poner y tal y tal. proximamente...

Inma si te cuento las veces que se callo de mi cama? saltaba en ella como si fuera un tranpolin, lo de tu niño es bocaccion, que le gusta saltar por hay y ya enpezo precoz.

Os a gradezco los elojios sobre las fotos, hasta hace poco no tenia escaner y las de la camara de fotos salian muy mal, a mi me encanta hacer foto cuando vamos por hay, tengo mas de 20 albunes de mi niño, cosa que mios habra 3 o4 nada mas, ahora con las nuevas camaras no ocupan tanto, pero y lo bonitas que estan cuando las sacas a las visitas.

CGR dijo...

Tod@s alguna vez le hemos dado algún que otro susto a nuestros padres. Menos mla qu eoslo son sustos, jejejejje. Geniales las fotos. Me encanta la del oso ¡es más grande que él, jejejejje!

Bertha dijo...

A un lo conservo, el OSO.